ALGUNAS RAZONES PARA NO DONAR O NO DONAR MÁS

ALGUNAS RAZONES PARA NO DONAR O NO DONAR MÁS

Leo Farache. Patrono de Fundación Vipeika.

Los que participamos activamente en los objetivos de alguna Fundación intentamos que nuestros conocidos, amigos, familiares también se conviertan en donantes para así poder conseguir que su dinero llegue a proyectos que van a hacer el bien a personas en situaciones muy desfavorecidas.

Muchas personas nos ayudan y otras muchas no. Las que no lo hacen aportan algunas razones que comparto en este artículo. El propósito de estas líneas es contra argumentar sus objeciones y lograr que quienes las lean dediquen algo más de dinero a causas que merecen ser atendidas. Con su dinero va a conseguir que otras personas se sientan bien y ellos también.

Estas son 7 de las razones más habituales para no donar o no donar más:

  1. Mi donación no va a servir de nada. El hambre continuará, las injusticias se perpetuarán.

FALSO. ES UNA MALA EXCUSA.

Tu donación va a servir para ayudar a personas que están en una situación peor que la tuya. Tu aportación servirá para mejorar el problema, no para eliminarlo. Tus euros servirán para alimentar, vacunar, educar.

  • Ha habido muchos escándalos de ONGs que han utilizado el dinero de forma inadecuada e incluso patronos que se han enriquecido. Para que se lo gasten ellos, prefiero gastármelo yo.

FALSO (y también es NUESTRA RESPONSABILIDAD)

Hay muchas ONGs y es cierto que algunas personas han tenido comportamientos ominosos, execrables, odiosos y han decepcionado a personas que han confiado en ellos. Han robado al que no tiene, han matado a niños que podrían haberse salvado con alimentos, con médicos, con agua..

La gran mayoría de ONGs están compuestas por personas comprometidas, con mecanismos de control que aseguran a los donantes que su dinero llega a buen destino.

También es nuestra responsabilidad saber a quien donamos. Ocuparnos por mirar los proyectos en los que está la fundación, revisar sus números. Verificar que porcentaje del dinero llega al objetivo final y qué parte se queda en gastos de personal, marketing, administración. Estos gastos son absolutamente necesarios para poder gestionar los proyectos, seguir consiguiendo nuevos donantes pero tienen que tener un equilibrio. Según la fundación Lealtad las fundaciones gastan entre un 14 y un 18% de los ingresos totales en gastos de administración y captación de fondodos

  • Ya dono a tres ONGs. Creo que dono suficiente.

PUEDES DONAR A UNA CUARTA. DONA EL 10% DE TUS INGRESOS. DE TODOS.

Cada vez que alguien te ofrezca donar a una ONG piensa bien antes de ofrecerle una respuesta negativa. Puedes tomar unas cañas menos al mes, no comprar un libro (y cogerlo de la biblioteca), evitar algunos gastos superfluos, no ahorrar… Tu dinero va a estar mejor en manos de otros, vamos a conseguir que nuestro trabajo, esfuerzo llegue a personas que no conocemos, que no han tenido la suerte de nacer con nuestras ventajas. Está demostrado que la gran parte de las personas podemos mantener una vida exactamente de igual calidad guardándonos el 90% de lo que ingresamos y donando el 10% restante. No utilicemos lo que la gente hace a nuestro alrededor para determinar nuestras decisiones. Tomemos la iniciativa de compartir, de ser buenos donantes. Cada vez que ahorremos algo guardémoslo en una caja para llevarlo a una fundación que se encargará de llevar nuestro dinero a un buen destino.

  • Si todo el mundo dona más, la economía se va al garete.

FALSO. NO TE PREOCUPES, ESO NO VA A OCURRIR.

Todo el mundo no va a donar más. Estaría muy bien que eso ocurriera, quizás viviríamos con menos lujos pero en un mundo mejor. La economía no se va a enfriar porque dones más. Y lo mejor es que a lo mejor otras economías y personas muy necesitadas se calientan… (tienen comida caliente, mantas, educación).

  • Quiero hacer algo más que dar dinero, eso es fácil. Quiero aportar mi talento.

FALSO Y LO SIENTO, ESO ES UNA EXCUSA. SIGUE HACIENDO DINERO Y COMPÁRTELO

                Quizás creas que te vas a sentir mejor si en vez de dar dinero, aportas tu talento para conseguir recursos para un ONG. Dices que lo fácil es dar dinero, que quieres hacer más. Antes de intentar aportar tu talento, contribuye con lo que de verdad importa y es necesario: el dinero. Es mejor que trabajes más, ganes más dinero y te comprometas a que esos ingresos acaben en un sitio diferente que la cuenta corriente o un nuevo viaje.

Si consideras que también  puedes aportar tu talento, organízate para que ese talento se convierta en dinero, en resultados que permita a las fundaciones con las que colabores. No conviertas tu aportación en un nuevo reto (problema) para la fundación.

  • Ahora no puedo. Ya lo haré más adelante.

FALSO. SÍ PODEMOS (en la gran mayoría de los casos).

Silvia Florez, la fundadora y presidenta de Fundación Vipeika relata qué es lo que sintió en su primer viaje a Kenia. “Sentí vergüenza” dice. No digamos con ligereza “ahora no puedo”. Digamos la verdad: “ahora no quiero”. Cuando alguien no tiene y a nosotros nos sobra quizás esté bien pensar con claridad. Es probable que sintamos la misma vergüenza que Silvia y pongamos manos (y dineros) a la obra.

  • Que donen los ricos que para eso tienen más. Los gobiernos podrían solucionar esto. No sé porque me tengo que sentir culpable.

FALSO. EL PRECIO DE LA GRANDEZA ES LA REPONSABILIDAD (Winston Churchill)

Hay gente muy rica que dona mucho. The Giving Pledge es un compromiso de al menos 40 multimillonarios que se han comprometido a donar al menos el 50% de sus riquezas. Hay otros que no. Sugiero que los que no donan no sean el ejemplo a seguir, sino los que donan (Warren Buffet, Bill Gates, Michael Bloomberg, Ted Tuner entre ellos). Claro que los gobiernos podrían solucionarlo. Recuérdalo la próxima vez que votes. Entre tanto, pongámonos en acción y desterremos la razones para no donar o no donar más, encontremos razones para lo contrario y contagiémoslo.

El comportamiento ético es, por definición, altruista en la medida en que antepone los deseos e intereses de los demás a los propios o, por lo menos, considera que el sufrimiento y el malestar ajenos debe concernirnos a todos. La máxima de Terencio: “soy hombre, nada humano me es ajeno” es un antídoto al egoísmo que la ética trata de corregir.

Victoria Camps

PETICIÓN

Te propongo, te pido que dones a Fundación Vipeika. En Fundación Vipeika construimos colegios en Kenia (Turkana y Pokot) donde alimentamos y damos educación a niñas y niños en zonas de extrema pobreza. Con solo 5,8€/mes conseguimos alimentar dos veces al día a un niño, proporcionarle educación, vestimenta y mantener los colegios, crear huertos… CON SOLO 5,8€/mes.

(Visited 137 times, 1 visits today)
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *